Los signos de Zodiaco en El museo

Museum

 

Aries

Aries solo necesitará 10 minutos para salir despavorido y exclamar que nada tiene sentido y necesita volverse a hacer. El museo tiene además que reorganizarse por esta cuestión.

Tauro

Declarando un eterno amor por el arte y los museos, tauro se queja sin cesar del precio de las entradas y se marcha directo a buscar una cafetería.

Géminis

¡Totalmente incapaz de elegir la “historia acertada!, géminis hará avanzar y retroceder la audioguía perdiéndose la mitad. Sin embargo, ¡después dirá a todo el mundo que “ha aprendido mucho”!

Cáncer

Cáncer contaría a todo el mundo su primera visita a un museo con su madre. Y de qué modo ha afectado su vida futura. Y qué es lo que su terapeuta dice sobre ello.

Leo

En lugar de escuchar al guía, leo contará él mismo sus historias. ¡Leo lo sabe todo!

Virgo

Virgo pregunta muchas cuestiones contradictorias, lo que causa discusiones severas entre otra gente. Dejará que se queden afónicos mientras permanece de pie observando en silencio.

Libra

Libra prefiere la forma clásica de aprender: quién lo creó, cuando se encargó, qué representa, dónde se compró. También le encantan las historias románticas trágicas y llorará mientras las escucha.

Escorpio

Desconfiando de las historias que ofrece el museo, escorpio lleva a cabo su propia investigación. ¡Y pobre de aquellos que le hayan dado la información incorrecta!
 

Sagitario

Sagitario se siente como en casa en un museo. Comportándose un poco demasiado cómodo alrededor, compartiendo sus pensamientos y ofendiendo a todo el mundo en la sala.

Capricornio

Capricornio solicitaría un trabajo como docente incluso si es su primera vez en el museo. Si esto fracasa, intentará vender cuchillos de cocina al guía.

Acuario

Acuario tratará de tirarle los tejos a la cajera o a un guarda de seguridad o…a cualquier otra persona a su alrededor. ¿Por qué perder una oportunidad legítima?

Piscis

Siendo artístico y misterioso, piscis se mudaría a un museo si pudiese. Al no poder hacerlo, llora desconsoladamente cuando deja tras de sí las obras de arte y las historias sobre ellas.