Museu

MuseuFort Rinella

Informações do museu

Sobre o museu

El Fuerte Rinella fue construido por los británicos entre 1878 y 1886. Al igual que sus fortalezas hermanas en Malta y Gibraltar, se armó con un cañón Armstrong de 100 toneladas con avancarga y ánima rayada.

El cañón fue diseñado y construido por el gran industrial victoriano, Lord William George Armstrong, que inicialmente cumplía un encargo de los italianos para desarrollar el cañón más grande del mundo para armar una nueva generación de poderosos acorazados. El cañón tenía un alcance de 8 millas y una potencia de perforación de 21 pulgadas.

Con Gran Bretaña gobernando las olas en todo el mundo, y controlando el Mediterráneo desde Malta, el armamento de la flota italiana con cañones de 100 toneladas no iba a quedar sin contestación. Los mayores cañones que tenía Gran Bretaña en ese momento, eran de solo 38 toneladas, por lo que el almirantazgo pidió rápidamente armas más grandes y naves más poderosas. Pero todo esto requería mucho tiempo, algo que Gran Bretaña no tenía.

En respuesta a ello, comenzaron formalmente los trabajos de construcción en el Arsenal de Woolwich. El resultado fue un cañón de 81 toneladas, que era muy inferior al de 100 toneladas de Armstrong. Así que la Oficina Colonial finalmente convenció a Lord Armstrong para que cediera la mitad del pedido italiano de cañones de 100 toneladas y así asegurar Malta y Gibraltar contra la misma amenaza que su invento suponía.

Naturalmente, a Italia no le hizo gracia este cambio, pero el primer cañón de 100 toneladas fue entregado a Malta en 1882, seguido al año siguiente de otro para Fort Cambridge. Más tarde, en enero de 1884 y una vez finalizada la construcción de Rinella, 100 hombres de la División de Artillería Real de Escocia, bajo el mando del Teniente Coronel Thomas Inglis, transportaron el arma por una pendiente desde Rinella Bay hasta su nuevo hogar utilizando un trineo de madera que se deslizaba sobre rodillos. El cañón de 100 toneladas se mantuvo en servicio hasta 1905, cuando disparó por última vez el 5 de mayo de ese año.

El fuerte se utilizó para diferentes propósitos y permaneció en manos de los ingleses hasta 1965, cuando fue entregado al Gobierno de Malta. La falta de un uso adecuado, lo hizo caer en un vergonzoso estado de abandono y deterioro hasta 1991, cuando la fundación Wirt Artna, entidad gestora del patrimonio maltés, se hizo cargo de restaurar el lugar y abrirlo al público.

Planeje sua visita

Análises

Nenhum comentário ainda

Escreva a primeira análise
A minimum rating of 1 star is required.
Please fill in your name.

Crie seus próprios tours em áudio!

O uso do sistema e do aplicativo de guia móvel é gratuito

Iniciar

App preview on iOS, Android and Windows Phone