Введение

ВведениеCastillos góticos polacos - ruta

Только на Испанский

2 Точки тура

  1. Информация о туре
  2. Информация о туре

     ¡Señoras y Caballeros!, les queremos invitar a una ruta por los castillos góticos más alucinantes e impresionantes de Polonia. Si te gusta la historia y la época de los caballeros medievales disfrutarás como un niño haciendo esta ruta y visitando estos castillos. 

    Datos generales de los castillos:

    Función y necesidades de los castillos.

    Construir un castillo era muy caro, solo los señores o comunidades muy ricas y poderosas podían afrontar su construcción, elegían lugares importantes de conservar en tiempo de guerra, aunque sus constructores también pensaban en tiempos de paz. Los castillos también eran centros administrativos  por lo que estaban a unos días de camino unos de otros..

    Por lo general, la Orden Teutona construyó sus castillos en lugares donde la naturaleza proveía de defensas naturales, como lugares escarpados, entre las aguas de los lagos, en una isla o sencillamente en una loma de difícil de acceso y fácil de defender, pero todos tenían un factor común, tener un fácil acceso al agua, combustible natural y campos de cultivo que produjeran suficiente comida tanto para las personas como para los animales, por lo cual, necesitaban tener grandes naves para guardar y conservar productos y alimentos en caso de asedio o como almacén donde guardar las cosechas de los campesinos en los largos y duros inviernos.

    Entre los castillos o las fortalezas se solían edificar construcciones donde los mensajeros podían cambiar de montura y hacer un breve descanso para poder seguir hacia su destino.

    En esos tiempos donde la paz era poco habitual, los castillos eran utilizados como almacén donde guardar la potente maquinaria militar que se necesitaba tanto en la defensa de la fortaleza como en el ataque en campo abierto o asedio a ciudades amuralladas. Tambien se podían encontrar en algunos castillos a maestros de cetrería, arte de domesticar a halcones, apreciado en toda Europa.

    No hay que olvidar que algunos castillos tenían funciones administrativas, políticas, religiosas o representativas de un territorio, como el castillo de Malbork, el cual era la residencia del Gran Maestro de la Orden y capital de la Orden Teutónica, eso suponía tener como  huéspedes dirigentes y líderes de varios países.

    En total, se construyeron alrededor de ciento veinte castillos de piedra en un país relativamente pequeño, de los cuales unos noventa pertenecen directamente a la Orden. ¡Era la red de fortalezas más densa de la historia de la humanidad!

    Construcción de los castillos.

    En la primera época de la contienda con los prusianos, los castillos o fortificaciones teutonas fueron construidas con tierra y madera. Fueron erigidas en lugares donde ya edificaron anteriormente bálticos o eslavos con la convicción de que “ castillo medio derruido es un castillo medio construido”.

    A mediados del siglo XIII los teutones empezaron a planear levantar los primeros castillos amurallados. Como inversores se encargarían de la financiación y la creación de su propia sede en el territorio.

    Primero construían el foso donde colocaban un puente movible de madera y así protegían el trabajo interior. Luego empezaban con los cimientos, seguidamente levantaban el muro exterior con un grosor de 8 ladrillos (las medidas más frecuentes: 32 por 15 por 9 cm) lo más rápidamente posible para poder colocar el tejado. Llegado a este punto los trabajadores ya podían trabajar con más sosiego, ya que estaban en ese momento bajo resguardo de la lluvia.

    Hay que recordar que en ese tiempo solo se edificaba en los pocos meses de calor, en el resto de meses solo realizaban trabajos los herreros, canteros y artesanos bajo el mando del arquitecto o jefe de obras preparando herramientas, material o planeando las próximas fases de trabajo.

    Al terminar el edificio se empezaría la instalación de aguas, chimeneas, cocinas, puertas, ventanas, ilustración de suelos y paredes y la ambientación de todas las habitaciones, cámaras y almacenes.

    Un castillo del tamaño del de Malbork se tardaba en levantar y terminar alrededor de 10 años, una gran y dura empresa, si tomamos en cuenta la inestabilidad en ese momento del territorio.

    El arte gótico.

    El término estilo o arte gótico se refiere al estilo de arquitectura que se daba en Europa durante la Baja Edad Media. Su principal forma de expresión fue la arquitectura, y podemos ver ejemplos de ellos en las grandes catedrales góticas localizadas en el norte de Francia.  Sus altísimos arcos y contrafuertes permitieron la apertura de muros para ventanas de vidrieras llenas de bellas e inspiradas imágenes translúcidas de arte bíblico, superando con creces todo lo que la pintura mural o el mosaico podía ofrecer. 

  3. 1 Ruinas del castillo de Gdańsk
  4. 2 Castillo de Szymbark
  5. 3 Castillo de Bytów
  6. 4 Castillo de Malbork
  7. 5 Castillo de Sztum
  8. 6 Castillo de Gniew
  9. 7 Castillo de Kwidzyn
  10. 8 Ruinas del Castillo Episcopal de Prabuty
  11. 9 Castillo de Ostróda
  12. 10 Castillo de Nidzica
  13. 11 Castillo de Olsztyn
  14. 12 Castillo de Lidzbark
  1. Информация о туре

     ¡Señoras y Caballeros!, les queremos invitar a una ruta por los castillos góticos más alucinantes e impresionantes de Polonia. Si te gusta la historia y la época de los caballeros medievales disfrutarás como un niño haciendo esta ruta y visitando estos castillos. 

    Datos generales de los castillos:

    Función y necesidades de los castillos.

    Construir un castillo era muy caro, solo los señores o comunidades muy ricas y poderosas podían afrontar su construcción, elegían lugares importantes de conservar en tiempo de guerra, aunque sus constructores también pensaban en tiempos de paz. Los castillos también eran centros administrativos  por lo que estaban a unos días de camino unos de otros..

    Por lo general, la Orden Teutona construyó sus castillos en lugares donde la naturaleza proveía de defensas naturales, como lugares escarpados, entre las aguas de los lagos, en una isla o sencillamente en una loma de difícil de acceso y fácil de defender, pero todos tenían un factor común, tener un fácil acceso al agua, combustible natural y campos de cultivo que produjeran suficiente comida tanto para las personas como para los animales, por lo cual, necesitaban tener grandes naves para guardar y conservar productos y alimentos en caso de asedio o como almacén donde guardar las cosechas de los campesinos en los largos y duros inviernos.

    Entre los castillos o las fortalezas se solían edificar construcciones donde los mensajeros podían cambiar de montura y hacer un breve descanso para poder seguir hacia su destino.

    En esos tiempos donde la paz era poco habitual, los castillos eran utilizados como almacén donde guardar la potente maquinaria militar que se necesitaba tanto en la defensa de la fortaleza como en el ataque en campo abierto o asedio a ciudades amuralladas. Tambien se podían encontrar en algunos castillos a maestros de cetrería, arte de domesticar a halcones, apreciado en toda Europa.

    No hay que olvidar que algunos castillos tenían funciones administrativas, políticas, religiosas o representativas de un territorio, como el castillo de Malbork, el cual era la residencia del Gran Maestro de la Orden y capital de la Orden Teutónica, eso suponía tener como  huéspedes dirigentes y líderes de varios países.

    En total, se construyeron alrededor de ciento veinte castillos de piedra en un país relativamente pequeño, de los cuales unos noventa pertenecen directamente a la Orden. ¡Era la red de fortalezas más densa de la historia de la humanidad!

    Construcción de los castillos.

    En la primera época de la contienda con los prusianos, los castillos o fortificaciones teutonas fueron construidas con tierra y madera. Fueron erigidas en lugares donde ya edificaron anteriormente bálticos o eslavos con la convicción de que “ castillo medio derruido es un castillo medio construido”.

    A mediados del siglo XIII los teutones empezaron a planear levantar los primeros castillos amurallados. Como inversores se encargarían de la financiación y la creación de su propia sede en el territorio.

    Primero construían el foso donde colocaban un puente movible de madera y así protegían el trabajo interior. Luego empezaban con los cimientos, seguidamente levantaban el muro exterior con un grosor de 8 ladrillos (las medidas más frecuentes: 32 por 15 por 9 cm) lo más rápidamente posible para poder colocar el tejado. Llegado a este punto los trabajadores ya podían trabajar con más sosiego, ya que estaban en ese momento bajo resguardo de la lluvia.

    Hay que recordar que en ese tiempo solo se edificaba en los pocos meses de calor, en el resto de meses solo realizaban trabajos los herreros, canteros y artesanos bajo el mando del arquitecto o jefe de obras preparando herramientas, material o planeando las próximas fases de trabajo.

    Al terminar el edificio se empezaría la instalación de aguas, chimeneas, cocinas, puertas, ventanas, ilustración de suelos y paredes y la ambientación de todas las habitaciones, cámaras y almacenes.

    Un castillo del tamaño del de Malbork se tardaba en levantar y terminar alrededor de 10 años, una gran y dura empresa, si tomamos en cuenta la inestabilidad en ese momento del territorio.

    El arte gótico.

    El término estilo o arte gótico se refiere al estilo de arquitectura que se daba en Europa durante la Baja Edad Media. Su principal forma de expresión fue la arquitectura, y podemos ver ejemplos de ellos en las grandes catedrales góticas localizadas en el norte de Francia.  Sus altísimos arcos y contrafuertes permitieron la apertura de muros para ventanas de vidrieras llenas de bellas e inspiradas imágenes translúcidas de arte bíblico, superando con creces todo lo que la pintura mural o el mosaico podía ofrecer. 

Отзывы

A minimum rating of 1 star is required.
Please fill in your name.
  • Oxana

    1 out of 5 rating 06-07-2019

    robot voice